Reflexiones sobre el talento Emprendedor (I)

Posted by
Josetxu Silgo
Fecha
 10 de diciembre de 2018
Comentarios
Un comentario
Share

Talento emprendedor

He conocido a muchos emprendedores y, aunque es difícil generalizar, creo que se puede decir que existe el concepto del “talento emprendedor”. Igual que conocemos personas con talento para tocar un instrumento musical u otras con habilidades innatas para dar patadas a un balón, existen otras muchas que tienen talento para emprender. Son estas personas, que tienen la capacidad de saber pasar de la idea, al MPV, de éste a la startup y de la startup a la empresa, gestionando adecuadamente todos los recursos que tienen a su alcance.

Todos los informes alertan sobre el bajo nivel de emprendimiento en nuestro país y de cómo afecta esto a nuestro desarrollo empresarial y, también, a nuestro desarrollo como sociedad. La generación de riqueza y actividad, depende de muchos factores, pero uno de ellos es la capacidad de emprendimiento de la población. Nos haríamos un gran favor a nosotros mismos si fuésemos capaces de generar más talento emprendedor y de esto voy a hablar en nuestros dos artículos.

En el primero, voy a hablaros de cómo pienso que se genera el talento emprendedor, bueno realmente cualquier talento y después, de cómo podemos activarlo y potenciarlo.

Tres fases por las que atraviesan las personas con talento

Desde mi opinión, las personas talentosas atraviesan tres fases hasta que son capaces de explotar su talento.

1º Poseer el talento. El talento se define como “una especial capacidad física o intelectual o aptitud que una persona tiene para aprender las cosas con facilidad o para desarrollar con mucha habilidad una actividad”. Es decir, el talento es algo que se posee o no. Aquí podemos debatir mucho si hay mucho o poco talento en nuestra sociedad y si está más o menos oculto, interesante debate. Desde mi opinión hay muchísimo talento oculto por descubrir.

2º Descubrir el talento. Una cosa es tener un talento y, otra muy distinta, es ser consciente que somos personas talentosas. ¿Somos conscientes de todos los talentos que tenemos? No podremos, explotar, como sociedad, el talento emprendedor que tenemos si antes no hemos sido capaces de descubrirlo.

Imaginémonos que, como personas, ya hemos sido capaces de encontrar nuestro talento y, resulta que tenemos talento emprendedor. ¿Es esto suficiente? Creo que no.

3º Explotar el talento. Una cosa es tener talento emprendedor y otra muy distinta es tener la capacidad de explotarlo. Y aquí intervienen dos factores: el primero es ser capaces de generar las aptitudes y actitudes personales para desarrollar nuestro talento y, el segundo, generar el entorno necesario para ello.

¿Qué habría sido de Rafa Nadal, si aún teniendo el talento o habilidad innata como jugador de tenis, no tuviese esa combinación de actitudes y aptitudes que le llevan a ser capaz de llegar a lo máximo en su deporte? Y, por otra parte, ¿Qué habría sido de él, si nadie le hubiese puesto una raqueta en las manos con 3 años de edad?

En el siguiente artículo os hablaré sobre que podemos hacer para activar cada una de las fases.

Un comentario

¡Anímate y comenta!

You must be logged in to post a comment.